martes, 28 de noviembre de 2006

Alejandro Sanz en Woman

Si es verdad aquello de que los compositores, al escribir sus canciones, se inspiran en su propia vida, Alejandro debe de haber pasado –¡y quién no!– por esa melancólica etapa llamada desamor en la que uno reflexiona sobre lo partío que está su corazón, sobre los estragos de la soledad y sobre la necesidad, casi imperiosa, de hallar una nueva compañía. La conclusión se desprende al escuchar su último disco, “El tren de los momentos” (Warner), a la venta el 7 de noviembre. El madrileño de Moratalaz –con insistente acento gaditano– vuelve a ponernos el vello de punta con temas que recuerdan sus inicios barbilampiños. Sanz previene a los periodistas: «Nunca escribo sobre mí.» Es la primera frase que aparece en su nota de prensa oficial. Así que le pregunto sin más: «¿Qué hay de verdad en eso?» A lo que él contesta: «Bueno, ése es mi seguro de vida.» Nos recibe, por una «cuestión de cortesía», en su casa de Miami («sería demasiado frío ir a España y citaros en un hotel, ¿no te parece?») Es media tarde. Estamos en su porche compartiendo sofá, mechero y tabaco. Al frente, sus dos piscinas. Lo primero que hace al levantarse cada mañana –confiesa– es coger uno de sus barcos e irse lo más lejos posible a darse un baño desnudo. Para acabar el día, sin embargo, le gusta desnudarse con sus canciones al lado de amigos en ese mismo espacio que hoy nos alberga: «La última vez estuve con Antonio Orozco, David de María y Shakira. Aquí, por las noches se está de maravilla.» Es difícil imaginar para cualquier pobre mortal cómo debe de ser una juerga nocturna con los protagonistas de una lista de éxitos.

¿Nunca tienes testigos anónimos en estas fiestas improvisadas? Sí, claro. Mi casa siempre está llena de gente. Es como una comuna, mis amigos aparecen aquí un día y se quedan hasta que deciden hacer el check out. Me encanta ese ir y venir.

¿Por qué crees que tengo la sensación de que en tu nuevo álbum me estás explicando tu vida? Pues igual te estoy contando la tuya… ¿O acaso alguien está libre de las rupturas amorosas y de la tristeza que ello provoca? Yo escribo canciones y éstas se acaban de componer cuando alguien las escucha, cuando las interpreta y las adapta a sus sentimientos. ¡Claro que escribo sobre mí! Es lo que conozco. El problema es que cuando un personaje se mediatiza demasiado, la gente tiende a relacionar las letras con su vida. Yo jamás he querido potenciar eso; es más, ¡ojalá a nadie se le pasara por la cabeza! Pero, ¿qué puedo hacer?

Seguir componiendo éxitos, ¿no? Mi intención no es hacer éxitos, sino clásicos. Un éxito es un polvete en un baño y un clásico es una señora noche de amor. Es muy diferente.

¿Qué simboliza el tren para ti? El tren es la etapa en la que estuve componiendo el disco. Odio el avión y los aeropuertos. Me gusta el tren porque es una forma muy humana de viajar, es el auténtico viaje. Lo interesante no es la llegada o la salida, sino lo de en medio. En ese tramo es donde vivimos, donde nos pasan cosas, donde conocemos gente, donde se cruzan historias o donde, con suerte, te intercambias los teléfonos.

A Shakira le hubiera gustado que le pusieras otro título, ¿no es así? Sí, creo que sí (ríe). Cuando acabé el disco le dije a Shaki que me echara una mano con el título. Los suyos me parecen divinos: “Fijación oral”, “Servicio de lavandería”… Yo soy un poco torpe: “Tres”, “Más”… Una noche me llamó y me dijo: «Chán –así me llaman mis amigos–: Lo tengo. ¡Siéntate! Se llamará “Quítame la ropa”.» Mi respuesta fue: «¿Qué has bebido? » Me quedé tan preocupado que no me dormí hasta que conseguí algo que me gustara. De ahí nació “El tren de los momentos”. Me gusta.

Un álbum que recupera la sencillez y la pureza de los inicios. ¿Lo has hecho expresamente para reencontrarte con esas fans que te echaban de menos? No, pero sí reconozco que tiene algo de mis comienzos. No hay adornos porque he improvisado mucho. Primero, he cantado, y luego he escrito las letras para acordarme. El ochenta por ciento del disco lo he grabado en mi casa, sin ingenieros de grabación. De esta manera, la creatividad crece y se agiliza mucho el trabajo. Además, en la soledad uno se atreve a hacer cualquier cosa.

Una curiosidad: ¿Qué se siente siendo la banda sonora de tantas vidas? Pienso automáticamente: «Cuidado con lo que sueñas porque se puede convertir en realidad.» ¿Qué sería de mi primer amor sin “Déjame”, de Los Secretos? ¿Qué sería de mi vida sin Sabina, sin Serrat, sin Camarón? La música lo es todo. De hecho, pienso que no se puede tratar de la misma manera a un pasajero de un autobús que lleva los cascos puestos que a otro que va a pelo. Su visión de las cosas es diferente. Fíjate en cómo se agarran a la barra los unos y los otros… No es lo mismo.

Se sigue hablando de ti como El Chico de Barrio, pero le pides la sal a la Kournikova, la pimienta a Lenny Kravitz y las colaboraciones musicales a Juanes (“La Peleíta”) o a Shakira (“Te lo agradezco pero no”)... ¡De Moratalaz a Miami Beach! Son mis actuales vecinos y mis amigos. Por cierto, aquí al lado vive un directivo de “Playboy” que monta unas fiestas increíbles. Lo de Shakira y Juanes es una cosa más directa, más natural e improvisada. Ella, concretamente, me preguntó qué iba a cantar en mi disco porque sabía que yo no se lo iba a pedir. No quería que pareciera que le cobraba un favor… Un trabajo tan íntimo, como “El tren...” ¿puede tener traducción en inglés? No, yo no pienso traducirlo jamás. Ahora estoy preparando un disco que compongo en inglés, pero no adapto las canciones porque nunca resulta bien. ¡Con decirte que “¡Olé!” lo traducen como ¡Hurra!”… Paso de eso.

¿Este disco tiene algún tema que Zapatero pueda ‘adaptar’ para su campaña, como hizo con “No es lo mismo”? (Ríe). En todo caso, me lo tomaría como un cumplido. Si se siente identificado, no me importa que use mis letras. Para eso están las canciones.

lunes, 27 de noviembre de 2006

Sanz abre la gala de los Onda

David Bisbal, Ricky Martin y Alejandro Sanz han sido los estrellas de la gala de los premios Ondas 2006, que concede la Cadena Ser, en una ceremonia marcada por la ausencia de más de 100 invitados. Alejandro Sanz, que ha estrenado el escenario en una gala donde también han actuado Ricky Martín, Corinne Baily Rae o Ana Torroja, ha sido el encargado de premiar a su amigo David de María (mejor álbum por "Caminos de ida y vuelta").

martes, 21 de noviembre de 2006

Alejandro ofrecerá una Masterclass

El 24 de noviembre ofrecerá una Masterclass en Barcelona a través de Espacio Movistar. En ella contestará preguntas de sus fans y desvelará secretos de una carrera plagada de éxitos.

miércoles, 15 de noviembre de 2006

Sanz reune a cinco mil fans y plasma su firma en la portada de “El tren de los momentos”

El cantautor español Alejandro Sanz convocó este martes unas cinco mil personas en las dos firmas de autógrafos, que a bordo de "El tren de los momentos" ofreció para sus seguidores en México. Durante más de cuatro horas, el artista plasmó su rúbrica sobre la portada de su más reciente álbum titulado "El tren de los momentos", aunque también concedió su letra en otros objetos, incluso en algunas partes del cuerpo de sus fans. En todo momento, el intérprete de "Corazón partio" se mostró amable, sonriente y complaciente, con las decenas de seguidores que desde temprana hora aguardaban a las afueras del Auditorio Nacional y en las inmediaciones de la Plaza Cuicuilco, de la capital mexicana. En la primera parada que hizo "El tren de los momentos" (un autobús que simuló un vagón de tren decorado con el arte de su disco), el presentador Adal Ramones fue el encargado de animar el evento que reunió a unos dos mil asistentes. En tanto, por Reforma, una de las principales arterias de esta ciudad, cientos de automovilistas detenían el paso para ser testigos de las muestras de cariño y admiración que los fans manifestaron a su ídolo. Alejandro Sanz agradecido con los festejos aprovechó cada oportunidad para incorporarse de su asiento, a fin de saludar a la gente y repartir besos al aire que fueron captados por infinidad de cámaras fotográficas y teléfonos celulares que accionaron su flash instántaneo. Poco después de las 16:00 horas y luego de estrechar su mano a varios de los presentes ubicados tras la valla, el cantante abordo de nuevo para trasladarse al siguiente punto de la cita. Antes de iniciar con el encuentro, Sanz platicó de manera breve con la prensa, a la cual expresó su gusto por visitar este país y anunció que el año próximo regresará para ofrecer una serie de conciertos. Acto seguido se dirigió a su público, además de firmar su dedicatoria con el nombre de cada solicitante, el artista se tomó fotos con ellos y repartió prolongados abrazos fraternales. Asimismo, grabó saludos en videocámaras, habló por teléfono y recibió numerosos regalos, entre los cuales resaltaron varias pulseras que los mismos seguidores le colocaron en las manos. Posterior a las 21:00 horas, Alejandro Sanz se despidió de su público satisfecho no sin antes expresarles su amor y agradecimiento bajo la promesa de volver pronto. El adiós al astro español ocurrió en medio de una extensa ovación, múltiples aplausos, porras y la interpretación de algunas estrofas de sus éxitos.

Alejandro número 1

Una semana depués de su estreno, alcanza el número uno en las listas de ventas.

jueves, 9 de noviembre de 2006

Sanz con la selección

El cantante presume de la selección de su país en las calles de Miami Beach. Alejandro, que acaba de publicar su disco “El tren de los momentos”, viste orgulloso una camiseta de Raúl, pese a que éste no ha sido convocado para el próximo partido de la selección española .

Encuentro digital en el mundo.es

En este link podéis ver el encuentro digital de Alejandro Sanz con sus fans: http://www.elmundo.es/elmundo/encuentros/anteriores/2006/11/2235/index.html

lunes, 6 de noviembre de 2006

Sale a la venta El Tren de los Momentos


Alejandro Sanz ha vuelto los mercados español y latinoamericano con 'El tren de los momentos'. El madrileño afirma que con este disco va acercándose "a un sonido que suena cada vez más a mí mismo" y que llega de la mano del pop, el hip hop y el flamenco. Para dar a luz a este trabajo, ha estado recluido durante dos años y medio en su casa de Miami.

A pesar de la experiencia, Sanz ha aparecido ante los medios "nerviosillo", solo, vestido con un vaquero negro, chaleco y americana y ante un decorado que reproducía el backstage de una sala de conciertos en los bajos fondos de Nueva York.

Por eso, "aunque tenga siempre una maleta preparada y muchas estaciones para elegir", sigue manteniendo referentes como Paco de Lucía y juntando en sus discos a grandes amigos como Shakira, con la que interpreta a dúo "Te lo agradezco pero no", Antonio Carmona, que toca el cajón en "Si lo dices tú", o Juanes, que se marca un solo de guitarra en "La Peleíta", en la que Sanz canta con el grupo de hip hop Calle 13.

En este nuevo trabajo, el cantante se ha iniciado con programas informáticos con los que ha realizado más de 30 composiciones, de las cuales han quedado "diez canciones que pueden gustar o no, pero que están ahí por algo", y en las que hace especial hincapié en la palabra "coraje" puesto que "es el arma fundamental para seguir adelante".

Además, ha dado mayor rienda suelta a la improvisación y "no hay ninguna letra sobre el papel, se grabó todo según fue saliendo, para evitar ser un rehén de la semántica y dar una mayor autenticidad", resumió.

jueves, 2 de noviembre de 2006

Actuación Grammys Latinos

En la séptima edición de los Grammy Latino, Shakira obtuvo los premios al mejor álbum, mejor álbum vocal femenino, mejor grabación del año y mejor ingeniería de grabación para su álbum “Fijación oral Vol. 1″, además del galardón a la mejor canción del año con “La tortura” (Luis F. Ochoa, Alejandro Sanz y Shakira). Alejandro cantó su primer single "A la primera persona" además de interpretar con Shakira "La tortura".